Al fin, una alegría en los mercados energéticos: desplome del precio del gas y del CO2 que arrastran a los futuros de la electricidad

Al fin, una alegría en los mercados energéticos: desplome del precio del gas y del CO2 que arrastran a los futuros de la electricidad