La industria comienza a parar su producción por los insoportables costes energéticos y podría ir a peor los próximos meses

La industria comienza a parar su producción por los insoportables costes energéticos y podría ir a peor los próximos meses