Un fallo en una subestación de Croacia fue el origen de la caída de frecuencia que estuvo a punto de crear un gran apagón en Europa

Un fallo en una subestación de Croacia fue el origen de la caída de frecuencia que estuvo a punto de crear un gran apagón en Europa